Botas de Snow

Botas de Snow

Hay 6 productos.

Entre las botas que se utilizan para la práctica del snowboard podemos distinguir básicamente 2 tipos, las blandas (soft) y las duras (hard).

- Botas tipo "Soft": Mejor conocido por Botas Soft, estas botas son cómodas y en lo general llegan a transpirar muy bien. Dentro de las elecciones que se realizan para los principiantes llegan a rendir mucho y casi todos son de riders. Las podemos encontrar con calcetín o sin él, las llamadas rental.

Se debe buscar que estas botas tengan un buen agarre y sobretodo una buena sujeción al tobillo sin que lleguen a molestarnos para poder soportar largas jornadas ripando.

Aunque también debes tener en cuenta que estas botas poco a poco se irán adaptando a tu pie, hasta que te sientas como si llevaras toda la vida con ellas. Es fundamental que estas botas te proporcionen un buen tipo de agarre, puesto que estas a su vez van a determinar tu dominio de la tabla.

Siempre será determinante para una buena fluidez de tus movimientos que no sientas ningún tipo de incomodidad. Mientras que si te quedan flojas, no podrás dominar con firmeza tu tabla, al igual que sucede con cualquier otro calzado.

- Botas tipo "Hard": estas son más parecidas a las de esquí alpino, con un refuerzo externo de plástico y una "zapatilla interna" de un material más blando. La parte interior del contrafuerte tiene un espesor distinto que en las de esquí alpino para adaptarse a las fijaciones de Snow.

Este tipo de botas están dotadas con tres ganchos de cierre y, con frecuencia, tienen la posibilidad de regular la inclinación de la tibia respecto al pie. Este tipo de botas combinadas con fijaciones Hard proporcionan un óptimo control a la hora de cantear y suelen ser las más recomendables si estás empezando.

Viendo 1 - 6 de 6 productos